Elaboración

La calidad en la producción comienza en las sucesivas podas para terminar seleccionando los mejores racimos y eliminando el resto.

Los distintos tratamientos hasta la recolección se llevan a cabo respetando escrupulosamente las normas medioambientales y ecológicas. Son tratamientos más bien escasos debido a las favorables condiciones del microclima de la zona que no favorecen el desarrollo de plagas.

La vendimia se realiza de forma manual, en cajas totalmente oxigenadas y cuidadosamente higienizadas, cuya capacidad no supera los 16 kg., procurando aprovechar los momentos menos calurosos del día.

Una vez en la bodega, la uva pasa por una nueva supervisión mediante su volcado en una mesa de selección, antes de entrar en depósito.

Elaboramos en depósitos de acero inoxidable con control de temperatura independiente.

Tareas tan delicadas como el estrujado o el bombeo de pastas se realizan con los últimos avances en tecnología para cuidar y mimar dichos procesos.

La bodega está equipada con la última tendencia y tecnología enológica. Todos y cada uno de los procesos de la cadena de producción están estudiados minuciosamente y seguidos muy de cerca por alguno de los miembros de la familia.

Tanto la sala de barricas como la de durmientes están totalmente acondicionadas, donde la humedad y la temperatura son constantes.